Monvínic Newsletter

diputació 249
08007 Barcelona
+34 932 726 187
www.monvinic.com
Imprimir

NEWSLETTER 04/2018


    Apreciado Amic de Monvínic,

    Una de las grandes obsesiones y de los grandes objetivos de muchos aficionados al vino es, y ha sido, guardar vinos y envejecerlos con la esperanza de que mejoren con un tiempo en botella. Las grandes bodegas privadas, y las mejores bodegas de los grandes restaurantes están incompletas sin un buen número de vinos de añadas antiguas. Especialmente si se trata de las llamadas "verticales", pequeñas colecciones de vinos de una misma marca pero de diferentes añadas.
    Aunque la botella de vidrio se conocía desde la antigüedad, no es hasta el siglo XVII cuando su uso se generaliza asociado además al tapón de corcho. Hasta entonces los vinos se habían conservado en los mismos depósitos en los que se transportaban, recipientes tales como ánforas, botas de roble, o recipientes de cuero, y posteriormente eran transferidos a jarras para su consumo. Esta aparición del binomio botella - tapón de corcho, posibilita un cambio tanto en la manera de consumir el vino, como en la manera de percibir su calidad. Se empieza a apreciar que los vinos cambian tras pasar algunos años cerrados en una botella, y que algunos de ellos mejoraban su textura e incrementaban su complejidad aromática y gustativa.
    Es efectivamente a finales del siglo XVII y principios del XVIII, cuando bodegas y particulares empiezan a guardar vinos embotellados para que se afine su textura y se intensifique su gusto y su complejidad aromática, pero como explica Tim Unwin, Profesor Emérito de Geografía en la Royal Holloway de la London University, en su libro Wine and the Vine: An Historical Geography of Viticulture and the Wine Trade los romanos ya guardaban vinos en ánforas selladas con menciones de añada, productor y origen para apreciar los cambios positivos que se producían en ellos. Unos vinos apreciados, buscados y consumidos por las elites romanas en ocasiones especiales.
    Si de vinos envejecidos en botella hablamos, sin duda la zona vinícola que más importancia ha tenido en este aspecto es, con permiso de Borgoña, la región de Burdeos. Sus vinos de culto son buscados por aficionados, coleccionistas de vino e incluso especuladores del mundo entero. El valor de los vinos de las mejores añadas se revaloriza con el paso del tiempo, y su presencia en las subastas internacionales solo es ligeramente eclipsada por los vinos de Borgoña. El éxito del vino bordelés le ha llevado a convertirse en un referente para otras zonas vinícolas en aspectos tales como la viticultura, la enología o la conservación de los vinos, difundiendo una serie de paradigmas que en muchos casos se han convertido en dogmas de fe. Pero como muchas veces sucede, lo que es beneficioso en un contexto no suele serlo en otros. Como por ejemplo la idea de que los vinos maduros deben decantarse siempre, cosa que funciona en Burdeos pero no siempre con otros vinos. O la también muy extendida idea de que solamente los vinos que han sido sometidos a un periodo de crianza en barrica son capaces de envejecer.
    Podríamos establecer una bonita similitud entre la vida de los vinos y la vida de las personas y decir que estos nacen, crecen, maduran, envejecen y mueren (aunque cierto es que, salvo intervención divina, no se reproducen). Para explicar este proceso de evolución se ha utilizado tradicionalmente el gráfico concepto de la curva de envejecimiento, con la que se visualiza perfectamente este proceso de ascenso, plenitud y decadencia de los vinos. Un proceso que no tiene una evolución uniforme en todos los vinos, un proceso que depende de multitud de factores tales como: las variedades y calidad de las uvas, los suelos, el clima o los procesos de elaboración, y que forma parte del misterio y la grandeza de los mejores vinos.

     

    CATAS Y CURSOS

     

    Martes 24 de Abril a las 20h00, tendrá lugar una apasionante sesión en la que tendremos la oportunidad de descubrir La evolución en los grandes vinos: juventud y madurez. La sesión nos ofrecerá la oportunidad de probar 6 grandes vinos de diferentes zonas vinícolas en su juventud y en un momento de su madurez. Dirigida por nuestro multipremiado sommelier y brand ambassador Cèsar Cànovas, trataremos de descubrir y experimentar los efectos del paso del tiempo en algunas de las más importantes zonas vinícolas y variedades de uva del mundo. Podremos probar los siguientes vinos:

    Dönnhoff Nahe Hermannshöhle 2002 Magnum • Dönnhoff Nahe Hermannshöhle 2016 • Ferrer Bobet Priorat Vinyes Velles 2006 • Ferrer Bobet Priorat Vinyes Velles 2016 • Viñedos de Páganos Rioja El Puntido 2005 • Viñedos de Páganos Rioja El Puntido 2015 • Château Brane-Cantenac Margaux 2000 • Château Brane-Cantenac Margaux 2016 • Grandes Vinos Cariñena Anayón Garnacha 2015 • Grandes Vinos Cariñena Anayón Garnacha 1950´s • Château Climens Sauternes 1983 • Château Climens Sauternes 2008

    Precio: 120€

     

    CENTRO DE DOCUMENTACIÓN

     

    Seguimos ampliando nuestra biblioteca con nuevas publicaciones, y durante este mes hemos adquirido un libro que nos demuestra una vez más que el mundo del vino es un mundo transversal, en el que una misma realidad puede ser vista desde diferentes ópticas y enriquecer nuestra perspectiva. El profesor Barry C. Smith director del Institute of Philosphy de la University of London, nos presenta el libro Questions of taste: The philosophy of wine, en el que, el mismo y otros investigadores de diferentes ramas y expertos en vino tales como Jamie Goodie, Paul Draper o Andrew Jefford, plantean diferentes aspectos relacionados con la cata de vinos tales como la calidad, la comunicación o la objetividad entre otros.
    Entre las publicaciones mensuales hemos recibido ya los números de marzo de la americana Wine Spectator y la británica Decanter. La primera dedica la portada y buena parte del contenido a Burdeos 2015, considerada como una de las mejores añadas de los últimos años. La segunda por su parte dedica el número de marzo exclusivamente a los vinos españoles, con reportajes sobre Rioja, Ribera del Duero, Priorat, talentos emergentes de la viticultura, su selección de los 30 mejores vinos españoles para consumo diario y una extraordinaria cata de riojas maduros.

     

    ESPACIO CULINARIO

     

    Durante el mes de abril entramos de lleno en la primavera, y muchos de sus productos se traducen en nuevos y suculentos platos que nos prepara nuestra chef Ariadna Julian en la nueva carta que estrenamos en esta estación. Entre estos platos encontramos nuestro Marmitako de atún salvaje, las "Espardenyes" con tripa y cabeza de ternera y guisantes tirabeques, el Arròs del Delta con azafrán y ancas de rana o el Cordero lechal de los Pirineos con habitas y espinacas.
    Estrenamos además nuevos menús que vienen a completar el tradicional Fil d'Ariadna donde nuestra chef mezcla las dos tradiciones culinarias que más le han influido, francesa y catalana. Entre estos nuevos menús encontramos un Menú Vegetariano, que aprovecha la riqueza de productos de la primavera, y el llamado Menú de la Tierra en el que se rinde un homenaje a la cocina catalana. Además podremos encontrar las sugerencias de la semana en las que incluimos los ya mencionados productos que nos ofrece la temporada.

     

    © Monvínic - Todos los derechos reservados. - Darse de baja - www.monvinic.com -